© 2023 por BUENO PARA TI. Creado orgullosamente con Wix.com

Más de

Alejandro

Quiyono

  • Facebook Alejandro Quiyono
  • Instagram Alejandro Quiyono
  • YouTube Alejandro Quiyono
  • Twitter Alejandro Quiyono
Buscar

Dhyana

Por Raquel Mello


“En absoluta presencia, estoy relajada,

sólo observo mi respiración. 

En la inmensidad del vacío,

sin buscar, simplemente soy”.



Me he obserrvado, he ayunado,

he asistido a las sesiones de yoga. 

Mi cuerpo se encuentra fuerte pero flexible. 

Finalmente puedo sentarme en el silencio. 


Todos mis sentidos ya están en mí. 

Observo y me concentro en mi respiración,

en las sensaciones 

que experimento al ser y estar.


Todo está preparado. 

Me encuentro lista para saltar. 

Me arrojo al vacío que habita en mi, la mente ha quedado atrás. 


Comienza a abrirse el vórtice del alma,

he cruzado el umbral. 

Mi viaje a penas comienza en el alba

sin esperar, sin buscar ni cuestionar. 


En mi cielo interior, cada vez veo menos nubes pasar. 

Mi mente se aquieta conforme vuelan las palomas. 

A través de las nubes se proyectan rayos divinos,

que es imposible para mí dejar de amar.


Mi mente se aclara 

y da cabida al paso de la llave secreta.

Mi corazón declara

la expresión del amor. 


Buscar significa tener una meta. 

Encontrar es abrirse a las posibilidades. 

Encontrar significa ser libre y receptivo 

de no tener una meta.


El amor es la mayor sabiduría. 

La sabiduría viene de la experiencia.

Meditar es este instante infinito 

apunto de tocar la dicha.


El Nirvana es la iluminación de la mente consciente. 

Comienza con el control de uno mismo, 

después viene la concentración y finalmente la meditación. 

Esto nos guía a la sabiduría.


A través del sistemático abrazo que lleva al amor, 

consigo la destrucción del ego, 

la eliminación de las causas del sufrimiento,

de la necia necesidad a tener la razón. 


Este mundo está lleno de sufrimiento. Las causas del sufrimiento son el apego, el deseo y el amor propio. Cuando medito lo hago sin ninguna expectativa. Si pedir ni esperar absolutamente nada. Simplemente me abro a las posibilidades del universo. Simplemente disfruto estar conmigo, soy y estoy. Respiro. Vivo. No soy, no vivo. Sin mente. 

Soy, luego existo. 


Ya perdí la cuenta del tiempo lineal, ya perdí la cuenta del número de respiraciones, ya solté el control por completo. Como decía Sidharta Gautama, es como estar sentada en una balsa escuchando un río. El poder del río me da la sabiduría para obtener la capacidad de escuchar. De escuchar al río. El río te enseña a escuchar. Podemos aprender todo de él. El río se encuentra en todas partes; en el riachuelo, en la montaña, en el mar. Y esto sucede todo al mismo tiempo,en este preciso minuto, pero solamente está en el presente. Sin embargo, el río nos trae todo de regreso. Todo regresa. Es interminable entiempo. El sentimiento de que ya no hay tiempo suficiente, oscurece la verdad. Nada permanece igual. Todo cambia. Pero todo regresa. Todo regresa al ser. Todo regresa al atman. 


Es por eso que debemos dejarnos llevar por el Flow, como el agua del río que no se pelea con las piedras a su paso. Las cubre, las moldea, les da la vuelta. Pero nunca, nunca lucha. Quizás esas piedras algún día van hacer las aliadas, los regalos, los escalones para saltar de un lado al otro. 


No tengo posesiones. Pero estoy en mi libre albedrío. No necesito nada. El mundo de las apariencias es transitorio. 


En realidad, qué es todo lo que requiero hacer para poder meditar?  Lo más simple, pero lo más complejo: NADA.  No hacer nada. Callar. Permitir que suceda. Tal vez buscamos demasiado y como resultado de la búsqueda, no encontramos. Buscar significa tener una meta. Encontrar significa ser libre y receptivo de no tener una meta. 


El amor es lo más importante en el mundo. Mayor que el conocimiento o la sabiduría. Es la fuerza de toda la humanidad. El vivenciar la conexión con todos los seres de la naturaleza.


Tomo la vida, y aún más.... 

permito que la vida, 

que la Divinidad, 

me tome a mí.


Namasté,


Raquel Mello


72 vistas